Paranoia

Una angustia inquieta se ha apoderado de mí. Hoy se escapó el perro y Papá  no se dio cuenta. La fortuna hizo que Inés, que en ese momento volvía de comprar vino, lo viera en medio del jardín.

Como si me hubieran expulsado del presente y ahora estuviera exiliado, muy a mi pesar, en un futuro, me siento cargado de preocupación por los posibles peligros que se despertaron.

He descartado la inútil necesidad de decirle algo a Papá. No sería justo que lo cargara con remordimiento por algo que ni siquiera sabe que pasó. Ni nada de lo que le advierta podrá poner freno a que vuelva a ocurrir.

A partir de ahora, cuando salgamos, el perro quedará en el piso de arriba. Esta y otras mil ideas cruzan mi cabeza a velocidad de vértigo. No las puedo parar. Como si hubieran estado esperando la oportunidad se abalanzaron. Algunos dramáticos, otros de menor intensidad pero inquietantes también, se arremolinan entorno a mi cabeza en una nube oscura de angustia y desazón.

He cerrado los párpados con la esperanza de hacerlos desaparecer en la oscuridad del dormitorio, pero parece haberlos enardecido más.

La angustia parece un desfile de carnaval donde los miedos pasan en enormes carrozas, saludando. La ira, disimulando, empuja hacia el abismo del futuro alejándome del acá. Ya estoy perdido, no hago más pié. Las aguas del miedo me arrastraron río abajo.

Me he ido del aquí y ahora. Estoy en la tierra del no es. En el único lugar donde el repugnante miedo repta alimentándose de lo que puede ser. El enemigo de la felicidad.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s