Archivo de la etiqueta: mutación

No más casamientos

Hace 10 años que me fui del Uruguay y volví hace un mes. Ayer estuve en un casamiento donde vi, con horror, como la gente de mi generación sufrió la decadencia implacable del tiempo. Es evidente que de los 45 a los 55 se manifiesta el envejecimiento de forma galopante.

En varias oportunidades me encontré con algún gordo pelado de sienes grises que, como un cristo abría los brazos invitándome a un abrazo, al tiempo que decía desde una sonrisa emocionada –¡Rulo querido!-. En ese instante se disparaba un proceso dentro de mi mente con la misión de ponerle nombre al personaje que dejé hace 10 años con pelo y 75 kgs.  Esto no me pasó ni una ni dos veces, sino muchas más.

La situación me hizo cuestionar mi aspecto actual. ¿Será que a mi me ha ocurrido la misma metamorfosis?

Quiero creer que no. Espero haberme mantenido con un razonable parecido con lo que era hace 10 años. No me imagino estar metido dentro de un cuerpo que ha mutado a mis espaldas mintiéndole al espejo descaradamente durante tanto tiempo.

No recuerdo estar parado delante de nadie que me dijese: -¿vos quién sos?-. En general todo el mundo me ofreció el saludo de forma generosa. Parecerá poco pero me alivia.

Puede que esto resulte algo insultante de mi parte, quizás alguno piense que es desubicado hacer este tipo de observaciones. Pero no puedo evitar el impacto que me produjo ver tanta gente en proceso de mutación colectivo.

Piensen un instante. No es fácil para una persona cortar la película y seguirla una década después. ¡Y con los mismos actores! Evidentemente no cabe en la expectativa de nadie que sigan jóvenes y cuarentones a los cincuenta y largos. Pero tampoco preví que el ser humano se fuera a modificar de tal manera en tan poco tiempo.

Claro, es evidente que la mente de los que se fueron pretende retomar la realidad de la misma forma que la dejó. Y es de esperar que el tiempo nos pase a todos. Pero el shock es tremendo.

Por eso mismo no iré a ningún casamiento más. No quiero saber nada de toparme con una generación entera de mutantes.

De ahora en más tendré que decidir si me quedo con los recuerdos que, aunque irreales, son agradables o, si por el contrario asumiré la realidad. Si la realidad es la opción, hago hincapié en que tiene que ser con dosificación. No es humanamente asimilable todo junto, de golpe, de una sola vez. No más casamientos.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo vida